COMO MEJORAR TU RUTINA CON MINDFULNESS




Te satura el confinamiento, ¿no?


No te preocupes, yo estoy igual.

Todos los días empiezan y terminan “iguales”.


¿Cómo transformar la realidad? ¿Cómo seguimos el tiempo que nos queda?

Yo creo que la clave está en ¨cómo nos relacionemos con lo que pasa y nos toca vivir ¨.

Aprender a observarnos y relacionarnos con la realidad.


Hoy parece que la situación no nos permite elegir demasiado, pero hay algo que sí podes elegir completamente y es: cómo reaccionar frente a lo que te atraviesa.

Quiero que hablemos sobre la “atención plena”, que trata simplemente de ser consciente o prestar atención de lo que sucede en el momento, de todo lo que captan nuestros sentidos AHORA y lo que sucede alrededor. No vivir en “en piloto automático” y experimentar la vida tal como ES, sin juzgamientos ni pre-conceptos.

Es tan accesible y sencilla, que sólo con la práctica puede ayudarte a manejar tu estrés, enfrentar alguna enfermedad grave, reducir la ansiedad y la depresión.



¿Como llevas este concepto de atención plena-mindfulness a tu vida?

Seguro que tu día tiene muy pocos momentos en el presente:

  • Comes mientras respondes mensajes

  • Trabajas mirando las redes sociales

  • Te vas a dormir con la tele prendida

  • Mientras estas haciendo algo, ya estas pensando en que sigue después...

Hace este ejercicio:

Ahí donde estés ahora, preguntate:

  1. ¿Cómo es mi postura?

  2. ¿Cómo estoy respirando?

  3. ¿Estoy tensa o relajada?

  4. ¿Me duele alguna parte del cuerpo?

  5. Cerrá tus ojos y observar tu respiración: ¿cómo es el recorrido y dónde se siente en tu cuerpo?

  6. Ahora tratá de sentir la ropa en tu cuerpo, un anillo que lleves puesto, o tus zapatos

  7. Intentá seguir algún ruido de afuera y un aroma

  8. Abrí tus ojos: ¿cómo se ve la habitación donde estás? Seguramente mucho más luminosa y agradable de lo que recordabas...

ESTO es Mindfulness....

La clave de parar y observar con atención a lo que estás viviendo AHORA.

Hacer una pausa, respirar, identificar lo que sentís y en esa pausa ELEGIR cómo responder a lo que está pasando o te están diciendo, y NO HACERLO EN AUTOMÁTICO.

Sin embargo, esta práctica no puede suplantar:

  • Comer bien

  • Bailar y hacer tu clase de gym favorita

  • Dormir bien. Des-can-sar

  • Hacer mono-tareas para no drenar tu energía

  • Darte espacios para el ocio y la diversión. No esperar a estar totalmente desgastada para recargarte

  • Permitirte experimentar como si fueras a descubrir algo nuevo en cada momento, cual niña.

TIPOS DE PRÁCTICAS DE MINDFULNESS

Por un lado existe la práctica formal y por el otro la práctica informal.

1- La práctica formal funciona así: sentada o acostada en silencio, cerrando los ojos y llevando tu mirada hacia adentro. Haciendo más lenta la respiración y llevando el foco en aprender a reconocer los pensamientos y las emociones.

Este tipo de práctica la podes realizar solo en momentos de quietud y tranquilidad.

Aquí la clave será observar tus pensamientos a medida van apareciendo y la intención estará puesta, en no involucrarse con esos pensamientos. No juzgarlos, sino estar atento a lo que viene.

Esta es una excelente forma de liberar estrés

que tiene el sistema nervioso

Con el tiempo vas a empezar a reconocer algunos patrones de pensamientos que se repiten. Y además vas a dejar de catalogarlos como buenos o malos y tomarlos sólo como pensamientos, ser observador de los pensamientos como vienen sin sentirnos ni bien ni mal.

La buena noticia es que eso, luego se va a traducir el tu vida cotidiana:

Cuando lleguen a vos las situaciones, en vez de REACCIONAR, vas a tener el ejercicio de observar, tomar una respiración, evaluar lo que eso produce (sensación) en tu cuerpo, y luego vas a dar una RESPUESTA.

Las herramientas que se usan para este tipo de prácticas son:

  • La observación de la respiración siempre que nos trae al presente

  • La atención a los sentidos: lo que sentimos siempre nos trae al presente

2- La práctica informal, muyyyyy importante también, es la que podemos aplicar mientras estamos desarrollando otras actividades.




Este tipo de práctica se puede convertir en un hábito, con todos los beneficios que eso implica, cuando logras incluirla dentro de tu rutina diaria.





- cuando comes “estás comiendo”

- cuando hablas con alguien “le prestas real atención”

- cuando manejas con tu auto “estás atenta al camino”



Cuando estás presente, en lo que hay que estar, viviendo el presente en lugar de llenarlo de ruido mental, la consecuencia es la liberación de la ansiedad.


Espero que te sirva, y puedas aplicar a tu día a día!


Muchos Cariños



Pau

45 vistas

¡Charlemos!

Si tenés dudas, me querés hacer alguna consulta o simplemente te gustaría

contarme algo, podés escribirme completando este formulario o 

por mail a: theyogameet@gmail.com

The Yoga Meet · Todos los derechos reservados · diseñó www.ohvishnu.com