5 FORMAS EN LAS CUALES EL MINDFULNESS NOS TRANSFORMA




Nuestro cerebro esta todo el tiempo cambiando y organizándose. Todo el tiempo recibimos nueva información a través de los sentidos qué hacen que nuestro cerebro se re-configure.

Pero esa no es la única información que recibe: lo que pensamos y sentimos (pensamientos y emociones) que generamos nosotros mismos y No vienen de afuera, también son información que el cerebro recibe.

Y porque te cuento esto?

Por qué tanto los pensamientos como los sentimientos, podemos aprender a controlarlos y por lo tanto tenemos el poder de intervenir y auto-dirigir como configurar nuestro cerebro.


La práctica de mindfulness es la mejor forma de entregarle la información que más le favorece



Te cuento que podes esperar al incorporar el hábito de atención plena:



1-Reconocer y recuperar tu poder personal :

Poder intervenir voluntariamente en la información que el cerebro recibe entregándole la info que más te conviene y así mejorar la toma de decisiones, como resolver problemas:

ES POSIBLE!!!


Te puedo asegurar que el tipo de respuesta frente a lo que nos sucede, hace la diferencia. No va a evitar que las cosas te sucedan. Pero tenes el poder de elegir como te lo vas a tomar.

2-No están todos en contra mío:

Generalmente estamos propensas a interpretar las situaciones que nos suceden como un problema personal.


Parece que todo el mundo esta en contra de mi, tenemos pensamientos repetitivos de miedo, nos castigamos por nuestros errores, nos preocupamos por lo que la gente piensa acerca de nosotras.

Las personas que practican mindfulness se vuelven mucho menos reactivas e impulsivas y evalúan la situaciones antes de responder. Esto les ayuda a ver los problemas de manera menos personal, y también encontrar soluciones más racionales y no tan emocionales.

3-Claridad Mental:

Cuando detectamos una situación de peligro se activa una parte en nuestro cerebro, que produce una reacción involuntaria y primitiva ante el miedo y el estrés. Cuando se activa, experimentamos nerviosismo y una sensación general de malestar.


Si esa sensaciones no las controlamos,

la sensación de ansiedad se hace permanente.


Cuando practicamos mindfulness y provocamos en nosotras sensaciones de seguridad, tu cerebro deja de buscar compulsivamente las amenazas y se relaja. Deja de reaccionara por todo y eso nos permite dar respuestas racionales en vez de automáticas y de defensa. Damos respuestas más claras y reflexivas.

4. Recuperamos LA ATENCIÓN y en consecuencia el foco, la concentración y la memoria:

Es común perder el foco en lo que pensamos. Tenemos la capacidad de crear nuevos pensamientos todo el tiempo pero la capacidad de estar plenamente atentas a cada uno de esos pensamientos es limitada.

Pero lo bueno es que LA ATENCIÓN la podemos cultivar.

Hoy en día es por lo que las empresas y medios de comunicación se disputan entre ellos: atraer tu atención.

Vivimos híper-estimulados, cada vez atendemos a más cosas pero lo hacemos por períodos muy cortos. La consecuencia: un deterioro silencioso de nuestra capacidad de atención que a largo plazo nos convierte en personas ansiosas y con tendencia a la depresión.

Con la práctica de mindfulness fortalecer esa habilidad de enfocar y dirigir nuestra atención.


5. NUESTRO CEREBRO SE REGENERA MÁS RÁPIDO

Nuestro cerebro tiene la capacidad de regenerarse y producir nuevas células cerebrales, inclusive cuando somos personas mayores.


Pero esta capacidad se reduce e incluso se anula cuando estamos bajo procesos de estrés crónico. Y es importante saber, que a pesar de que el estrés tenga mala fama, las respuestas de ese tipo son necesarias para nuestra supervivencia. Siempre y cuando su relación con las respuestas de relajación esté en equilibrio.

¿ Qué quiere decir esto ?

Que durante el día necesitamos activar respuestas de activación, que necesitamos para resolver situaciones, para luego desactivarlas y relajarnos para poder relacionarnos afectivamente con los demás, hacer la digestión, dormir bien.

Cuando padecemos estrés crónico esa tecla que activa al cuerpo no se apaga. La práctica de mindfulness reduce drásticamente los niveles de estrés, provocando sensaciones de seguridad y bienestar.

Espero que esta información te haya servido y que no cedas tu poder a situaciones externas y comiences a darle a tu cerebro la información que necesita para vivir plenamente!



Muchos Cariños


Pau

120 vistas

¡Charlemos!

Si tenés dudas, me querés hacer alguna consulta o simplemente te gustaría

contarme algo, podés escribirme completando este formulario o 

por mail a: theyogameet@gmail.com

The Yoga Meet · Todos los derechos reservados · diseñó www.ohvishnu.com